Cómo ser papá y disfrutar el momento. Técnicas de productividad que cambiaron mi vida

Xi 2

La clave está en el título: disfrutar el momento. Hace ya dos décadas, a mediados de los años 90, decía con orgullo que el lema de mi vida era Carpe Diem: disfruta el momento. Por aquel entonces había visto El Club de los Poetas Muertos y el lema que el profesor Robin Williams compartía con sus alumnos en esa película me gustó tanto que lo hice mío sin ni siquiera haberlo aplicado un momento en mi vida. De aquella tenía una costumbre que me llenaba, los viernes por la tarde justo después de comer tras llegar del instituto hacía siempre lo mismo. El resto de la semana no tenía tiempo, entre el instituto, inglés, estudiar, entrenar y jugar a baloncesto, durante la semana no tenía ni un segundo para mí. ¿Y qué hacía los viernes por la tarde?

¿Qué hacía los viernes por la tarde?

Veía una película. Y no cualquier película casi siempre veía una de mis dos pelis preferidas por aquel entonces: La Chaqueta Metálica o El Club de los Poetas Muertos, y era justo en ese momento en ese pequeño slot de tiempo de poco más de dos horas cuando disfrutaba del momento.  El viernes pasado lo volví a hacer.

Volví a verme una peli un viernes por la tarde después de comer y siglos después de que lo hubiera hecho por última vez… Xi se fue a jugar con el vecino, Rosa llegó temprano de trabajar. Todo indicaba que iba ser posible y forcé el momento para que ocurriera. Buahh, que gusto.

Carpe Diem

Carpe Diem, apareció en uno de los mdescargaomentos clave de mi vida, al menos de mi vida académica. Recuerdo como escribía a velocidad de vértigo en el momento en el que Carmen Cociña profesora de mi instituto iba chivando a todos los alumnos que el tema del comentario de texto del examen de Selectividad era Carpe Diem. El texto era de una pomposidad y barroquidad extrema escrito por Antonio Gala, pero yo lo vi al vuelo y asocié el concepto con El Club de los Poetas Muertos y con ello maté uno de mis grandes miedos en ese examen: el comentario de texto. Estuve todo el año preparándolo y saqué un 8’5 en parte gracias a la preparación y al libro que me compró mi querida madre sobre el tema y en otra parte gracias a Robin Williams, Walt Whitman y mis aficiones: heredadas de mi padre.

Y aquí llega el punto central de este post. Creemos tensión haciendo un inciso, aprovechando que tanto mi padre como mi madre salen en él:

….

Mamá, papá os quiero.

No es la primera vez que lo digo y seguramente no sea la última aunque sí es la primera vez que lo pongo negro sobre blanco: “Si pudiera elegir los padres que me iban a tocar sería imposible que eligiera a padres mejores que los que tuve”. Guau. Gracias.

… Y el momento clave es … : Disfruta el momento.

Si estudiaba pensaba en salir de marcha, si salía de marcha pensaba en que al día siguiente tenía que jugar a baloncesto, si jugaba al baloncesto pensaba que tenía que estudiar. Digamos que eso está lejos de disfrutar el momento. Y era precisamente como vivía, así que oh paradojas de la vida: el lema principal que adopté e hice mío, no sólo no estaba presente en mi vida sino que estaba a años luz de estarlo. Durante años todo siguió igual en cuanto a este tema. Hasta hace unos meses.

El cambio vino dado a través de la necesidad de cambio y el estudio. En el último año traté de controlar todo lo posible mi vida, no al punto de que fuera un coñazo, sino de estar donde quería estar. De disfrutar con lo que estoy haciendo. Uno de los primeros pasos que di fue analizar lo qué realmente me gustaba de lo que estaba haciendo y qué no estaba haciendo que necesitaba hacer. En ese análisis la productividad se tornó uno de los elementos claves entre mis gustos y necesidades. Tim Ferriss entró en mi vida y a través de él la gestión del tiempo a través de slots de tiempo y no de tareas o actividades, y sobre todo este lema que a día de hoy sigue pegado en un post it en la pantalla de mi ordenador aunque ya no necesite verlo todos los días la realidad es que tenerlo ahí me ayudó a cumplirlo:

Este es un tema que trataré en profundidad en otro post y que básicamente se basa en realizar las tareas en un determinado tiempo. Por ejemplo: esta mañana voy a realizar 3 tareas, de 9 a 11 una, de 11 a 12 otra y de 12 a 14 la tercera. Y las voy a hacer sin salirme de esos slots, determinados factores intervienen en la ecuación y sólo uno es invariable el tiempo que le voy a dedicar. Eso te permite estar 100% centrado en lo que estás haciendo durante ese tiempo y acabarlo en un tiempo mínimo. Y sobre todo HACERLO. Muchas veces dejamos de hacer cosas por falta de tiempo y debemos evitarlo. Como indicó Charles Buxton “nunca encontrarás tiempo para nada. Debes crearlo.” Esta técnica que os propongo lo que consigue es precisamente eso: crear tiempo. No entraré en el detalle de los slots de tiempo diario pero sí en que esto me permite crear slots del tipo:

17:00-19:00         Pintar y jugar con Xi

8:00-8:30             Montar castillo de canicas y jugar con él

19:00-21:00         Ver una película con Xi

12:00-14:00         Ir al mercado con Xi

Y quien es Xi, pues mi hijo.

Este sistema y mailof que de una forma más que eficiente, aunque con mucho sudor, podéis creerme, consiguió lo imposible. Y es que fuera capaz de tener la cabeza en el sitio en el que estoy. Es decir, una situación super típica en casa era: Hora de comer. mailof hacía la comida yo estaba trabajando en el ordenador o con cosas de trabajo, o de mi blog, o leyendo información o lo que fuera pero en el pc, me levantaba iba a la cocina la comida no estaba hecha y volvía al ordenador. Hoy, y toco madera, eso ya no pasa o pasa en muy contadas ocasiones. La necesidad me la creó mailof, el camino las técnicas de productividad y la efectividad y cumplimiento mailof. Así que gracias mailof, por esto y porque conseguiste que disfrutara y tuviera la cabeza donde tenía que estar casi todo el tiempo haciendo todo esto:

Pintar con Xi

Xi es un enano y ya tiene madera de artista. Este post no pretende mostrar todo su arte, tan sólo una introducción y a modo de introducción la foto que encabeza este post es uno de sus dibujos más chulos.

Hacer fotos y cine con Xi

Tanto a él como a mi nos encanta hacer fotos y vídeos. Os dejo aquí el resultado de uno de los vídeos que hicimos que se estrenó en primicia el viernes pasado y de paso inauguró nuestro canal de YouTube.

En breve podréis ver uno que tiene por título provisional: “El día más largo” que está siendo súper divertido montar.

Ver películas con Xi

Como mi padre me pasó a mi la afición de ver cine yo se la pasé a mi hijo, la diferencia es que vivimos en un mundo mucho más avanzado y mientras que mi padre me llevaba al cine o veíamos películas en la televisión cuando era un enano, Xi tiene a su disposición todas las películas del mundo a un click. A día de hoy se vió todo Pixar, todo Miyazaki, mucho Disney y todo lo nuevo que sale en animación. Además está comenzando a introducirse en la imagen real: Spy Kids, Los Goonies, … y le encanta.

Contarle cuentos a Xi

Hace nada leí que leerle cuentos a los niños estímula su imaginación. Cuando Xi era un enano nos costó coger la rutina de contarle el cuento, ahora disfrutamos contándoselo. Bueno uno no, dos o tres es lo mínimo que necesita para quedarse dormido todas las noches. Esto llevó a Xi a hacer una de sus solicitudes más bonitas:

“Mamá por que no me cuentas el cuento de lo que pasó en el parque” o “el cuento de rayo McQueen”, que es una película y un cuento, es una historia y se puede contar en vídeo, en texto o de forma oral. Me encanta que Xi ya diera ese salto.

Cocinar con Xi

Nuestras especialidades: galletas y pizza.

Ir al parque con Xi

Y jugar con él, llega un momento que se cansa porque quiere jugar con los niños, y es que yo me veo más cerca de los niños que de los padres. En fin.

Perseguir a Xi convertido en un robot zombi asesino bailarín que baila el moonwalker

“Soy un robot zombi asesino bailarín que baila el moonwalker, soy un robot zombi asesino bailarín que baila el moonwalker, …” Así persigo a Xi por casa diciéndolo y haciendo el tonto hasta la extenuación. Aún no hay testimonios audiovisuales en cuanto los haya los comparto con vosotros a través de YouTube, básicamente necesito que animéis a mailof a que lo grabe. Todo hay que decirlo el juego comenzó siendo algunos días un zombi y otros días un robot, el robot por alguna razón que desconozco se convirtió en asesino, otro día el zombi y el robot asesino se fundieron y el resultado se puso a bailar y como el pase de baile más molón y que más le gusta a papi es el moonwalker … pues ya sabéis.

Y así es como soy papá disfrutando el momento. Parecen cosas típicas que todo padre hace con su hijo, casi todas. Yo ahora mismo no sólo las hago sino que estoy allí mientras las hago. Todo hay que decirlo, este ha sido un proceso largo y del que aún tengo recaídas por lo que sigo aprendiendo every day para no salirme de ahí donde quiero estar. ¿Dónde? Disfrutando con mi gente, con la gente a la que quiero. De hecho este proceso debo aún expandirlo y aplicarlo para disfrutar estando con muchos otros, con todos a los que amo. Es más y aplicando la teoría de las formas de Gombrowicz para llegar a la forma total: con todos.

Como siempre si te gustó el post compártelo, habla de él con tu jefe o con tu novia/o. Si te gustó mucho dímelo en comentarios y hablamos, y si no te gustó crucifícame o critícalo hasta la extenuación,  si te conviertes en mi Boyero yo seré tu Almodóvar. Hasta la próxima y disculpad que estuviera en silencio un par de semanas, es que pasaron un montón de cosas y no me quedó tiempo para escribirlas, ahora estoy a tope con ello y en las próximas semanas os las iré contando.

email

3 comentarios de “Cómo ser papá y disfrutar el momento. Técnicas de productividad que cambiaron mi vida

  1. Grazas. Gústame a crítica no que a min (nós) se refire. Sempre dixen que debemos disfrutar de cada instante como si fora o último. Si a caso hai último … Din que somos finitos (salvo algúns inmortais…), mais quen sabe???? Polo que corresponde, debemos desfrutar de cada momento sin máis, polo mesmo feito de disfrutalo. E si é con Xi ese momento está segurado. mera felicidade, explendida felicidade, momento pleno ou … simple satisfacción placenteira Definea como queiras, seguro que de calqueira maneira acertas.
    Precioso articulo. Sobretodo porque nel trasmites un momento pleno de satisfaccións, unhas vivencias invidiables e porque o expresas de maneira sinxela, entusiasta, …, enchendo de sentimentos emotivos as frases e as palabras. Así somos. Para que cambiar.

    • Non fagas un descanso para verter unha lágrima … Sigue disfrutando. Non se pode perder tempo.
      Espero a onda ou sigo correndo? Vaia problemon!!! Esperaría a onda, sen dúbida. Correr máis rápido? Imposíbol!!! A onda, a onda, a onda… de que? Xa estamos. Que queres que pense cunha neurona??? Por máis despistada e noutra onda. Vaia, son así, non teño solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *