Cómo hacer una lluvia de ideas: 7 secretos avalados por la experiencia

Lluvia de ideas

Lluvia de ideas, tormenta de ideas o brainstorming. Distintos nombres que hacen referencia a un mismo proceso: la generación de ideas en grupo en un ambiente relajado.

Esta técnica fue definida por Alex Faickney Osborn en el año 1938, que la denominó brainstorming. En su afán por buscar más y mejores ideas, acabó realizando un proceso de grupo que conseguía su objetivo. En las décadas pasadas desde su definición han sido muchos los que la han usado aunque, seguramente, la gente de eye-dee-oh (IDEO) son los que la han llevado un paso más allá.

IDEO es una empresa que se define desde su lema:

“Ayudamos a organizaciones a …

crear negocios

innovar

crecer

desarrollar capacidades”

Entre sus logros más visibles destaca el primer ratón de Apple o el segundo ratón de Microsoft. La compañía fue fundada por David Kelley y Tom Kelley, amigos de Steve Jobs y pioneros en el design thinking. Una nueva forma de aproximarse al diseño en la que se incorporar el comportamiento humano al mismo. El design thinking es un proceso que se aplica para la resolución de problemas que incluye la generación de ideas sin límites a través de técnicas de brainstorming. Precisamente Design Thinking es el nombre del blog de Tim Brown, actual CEO de IDEO que tiene más de un millón de seguidores en LinkedIn.

Cómo hacer una lluvia de ideas             

El post de hoy presenta los pasos que siguen en IDEO para realizar una lluvia de ideas. Tom Kelley enumeró en la publicación Fast Company los 7 secretos para realizar un buen brainstorming. Que aunque propone un ambiente de libertad para la generación de ideas, necesita establecer una serie de normas para que crear ese ambiente.

A continuación los 7 secretos para realizar un buen brainstorming según Tom Kelley, esta lista fue publicada anteriormente en otro post de este blog, y el publicarlo hoy de nuevo es debido a que queríamos profundizar sobre el tema y darle más visibilidad.

#1 Dale forma al enfoque

Comienza con una declaración del problema bien definida. Normalmente el punto de partida es una necesidad del usuario no de la empresa.

#2 Escribe normas divertidas

Las propuestas por Kelley:

  • Aplaza el juicio.
  • Una conversación a la vez.
  • Vete a por cantidad.
  • Sé visual.
  • Fomenta ideas salvajes.

#3 Numera tus ideas

Puede parecer contradictorio con trabajar en un ambiente relajado, pero el marcarse objetivos de sacar 100 ideas ayuda a fomentar la generación de ideas. Por tanto permite marcar objetivos de tener una gran cantidad de ideas y revisar las ya propuestas con el objetivo de mejorar las nuevas mezclándolas con las existentes.

#4 Construye y salta

Normalmente las sesiones de brainstorming suelen comenzar poco a poco, después van muy rápido y llega un momento en el que se estabilizan. Por lo que de inicio los mejores moderadores deben fomentar la conversación y cuando ya faltan energías tratar de devolvérselas al grupo. Como indica Kelley: “ Nosotros buscamos dos cosas en las lluvias de ideas: fluidez y flexibilidad. Fluidez es un flujo rápido de ideas (…) Flexibilidad es tratar las ideas desde diferentes puntos de vista.”

#5 Haz que el espacio recuerde

Las ideas deben ser escritas en superficies donde todos los participantes las puedan ver. Una buena forma de escribirlas es en post-it que se puedan colocar sobre las paredes o mover de un lugar a otro para reagrupar ideas.

#6 Prepara las sesiones – Estira tus músculos mentales

Las sesiones requieren de preparación. Esta preparación puede ser introduciéndose en el universo en el que se va a trabajar, leyendo, acudiendo a conferencias, hablando con los consumidores o haciendo trabajo de campo (acudir a tiendas o lugares relacionados con la idea o el producto).

#7 Sé físico

Tener objetos que se relacionan con la idea, como objetos de otros competidores u objetos que no tengan nada que ver con nuestro producto pero que sean grandes ideas en otros campos. Ideo también mantiene los materiales a mano – bloques, núcleo de espuma, tubos – para construir prototipos de un concepto.

Existen otros procesos para realizar lluvias de ideas, este es el más fresco que conocemos, además viene de IDEO o eye dee oh, una empresa radicada en Silicon Valley que es la empresa más importante a nivel mundial en el campo del diseño. Además como buena empresa radicada en el valle ha definido los  7 valores que dirijen IDEO. Como cierre a este post los recordaremos:

#1 Sé optimista.

#2 Colabora.

#3 Acepta la ambigüedad.

#4 Aprende de los errores.

#5 Haz que los demás tengan éxito.

#6 Toma posesión. La posesión individual soporta la responsabilidad colectiva.

#7 Habla menos, haz más.

Confío en que si no conocías IDEO, os haya gustado conocerlo y que os animéis a aplicar sus técnicas para realizar una buena lluvia de ideas.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *