De estar pletórico a estar por los suelos. Hemos llegado demasiado lejos para renunciar a lo que somos

pablo (6)

Estoy escuchando Get Lucky de Daft Punk, un loop de más de 2 horas en YouTube, en el que lo único que cambia soy yo. De repente me encuentro bailando en medio de la habitación, con los ojos cerrados, haciendo movimientos robóticos, disfrutando del momento y buscando entrar en trance.

We’ve come too far to give up who we are
So let’s raise the bar and our cups to the stars

She’s up all night to the sun
I’m up all night to get some
She’s up all night for good fun
I’m up all night to get lucky

We’re up all night to the sun
We’re up all night to get some
We’re up all night for good fun
We’re up all night to get lucky

We’re up all night to get lucky
We’re up all night to get lucky
We’re up all night to get lucky
We’re up all night to get lucky

Este verano estuvo bien. Bailé, bailé más que nunca. Bailé con Hercules & Love Affair en el Festival do norte, con Novedades Carminha en el Cultura quente, con Kandinsky allí donde la escuché, con Rellán en las panadeiras, con los putos Sexy Zebra en el Osa do mar, en la terraza de las sietes esquinas con Kike, con Daft Punk en casa. Este verano entré en trance escuchando música.

There’s something inside you

It’s hard to explain

They’re talking about you boy

But you are still the same

Este verano estuve bien. Estuve un par de semanas de vacaciones por Portugal y Andalucía con mailof y con Xi. Furgoneando por el Algarve, Huelva y Cádiz. Pasé un par de semanas muy a gusto en casa de mis padres. Trabajé en horario de mañana. Me volví a bañar en el mar.

Jódete y baila,

jódete y baila

Este verano estuve más liviano que nunca. Pesé lo mínimo que podría pesar. Trabajé lo mínimo que podía trabajar. Pensé lo mínimo que podía pensar. Me compliqué lo mínimo que pude. Estuve ahí. Disfruté al máximo. Me olvidé de las jornadas intempestivas de trabajo, y de taladrarme la cabeza con proyectos. Este verano traté de quedarme en la esencia, en lo más básico. Este verano, como me dijeron una noche, estuve pletórico.

One more time
We’re gonna celebrate
Oh yeah, all right
Don’t stop the dancing

One more time
We’re gonna celebrate
Oh yeah, all right
Don’t stop the dancing

 Pero llegó Septiembre y se jodió el asunto. Trabajar de mañana y de tarde. No ver el sol. No ir a la playa. La lluvia. Las ciclogénesis explosivas. Pensar, rayarme, pesar. Dejar de bailar. Perder la alegría, la felicidad. Estar de bajón. Dejar de apetecer, dejar de leer. Dejar de comer. Ansieeeeeedad. Joooooooder. 

There’s no time for us,
There’s no place for us,
What is this thing that builds our dreams, yet slips away from us.

Who wants to live forever,
Who wants to live forever…..?
There’s no chance for us,
It’s all decided for us,
This world has only one sweet moment set aside for us.

 Y ese puto momento ya pasó. Nooooooooooooooooo. Pillar una rutina, cambiar de actividades, disfrutar del tiempo. No pensar en el sol. Mirar las señales. Dejar de pensar. Actuar. Hacer. Joooooooder.

Hace unos días me fui de viaje a Barcelona. Ya estaba inmerso en este bajón. El fin de semana anterior estuve de festival y me hice un esguince en el pie derecho. Aun así me fui para allá cojeando. Llegando al aeropuerto el coche estuvo a punto de hacer los 222.222 Km. Cuando llegué al hotel me iban a dar la habitación 310, pero de repente una de las chicas que me atendió le dijo a la otra, “no, dale la 202”. Me encanta el 2. En el evento enfocado a startups al que acudí, hubo una master class titulada “Focus on what really matters”: Céntrate en lo realmente importante. Hablando con mailof me comentó unas palabras que le había escuchado a Jose Mújica el ex presidente de Uruguay en el que venía a decir algo así como: “cuando trabajas estás vendiendo tu tiempo a cambio de dinero para comprar cosas y perder libertad”. El otro día también me llegó el discurso de Bryan Dyson, ex presidente de Coca Cola, en el que habla de la importancia de la salud, la familia, los amigos y la vida espiritual por encima del trabajo.

Demasiadas señales como para no hacer nada. Es cierto que las señales normalmente no te llegan sino que las buscas.

Así que otro año más, para empezar y dejar de deprimirme me voy a plantear objetivos claros. Puede parecer que me hacen perder la libertad, pero no es así, sino acoto lo que voy a hacer me disperso tanto que al final no hago nada y además me deprimo, así que me voy a centrar en lo siguiente:

  • En familia. Meditar.
  • Con Xi. Pasar más tiempo juntos: hablando, jugando, bailando, explorando, … Hacer “O noso heroe”.
  • Con mailof. Menos salidas nocturnas y más excursiones diurnas. Empezar proyecto ingresos pasivos (Step 1 – Bajo). Mejorar hábitos de comida.
  • Solito. Hacer deporte.

Es curioso, estos objetivos no tienen nada que ver con los objetivos que me planteaba otros años. Por ejemplo en el año 2014 me planteé trabajar desde casa, un número de visitas mensuales a este blog, tener X certificaciones, mejorar determinadas competencias, … Todo no sólo cuantitativo sino centrado en el trabajo, que además de robar mi tiempo por cuatro duros también eclipsaba el resto de mi vida. Llevo tiempo en este proceso de cambio, y ahora lo que quiero es acercarme a la felicidad por otros caminos. Acercarme a la felicidad bailando, riéndome, estando con los míos. Acercarme a la felicidad a través de mi familia, de la meditación, de la salud, de la mejora de los putos hábitos de vida que tengo.

Veremos como acaba todo, de momento siento que estoy siguiendo el camino adecuado.

We’ve come too far to give up who we are

email

2 comentarios de “De estar pletórico a estar por los suelos. Hemos llegado demasiado lejos para renunciar a lo que somos

  1. Como ha dicho el presidente de aliexpress hay tiempo para todo. Hasta los 30 rompe con todo en el trabajo, a los 40 empieza a asentarte en el trabajo y empieza a buscar l comodidad laboral atenediendo a tu familia, amigos y a ti mismo, a los 50 deja paso a las nuevas generaciones…..

    Querido Roi, ha llegado tu momento. Enjoy it

    • Está bien el consejo del presidente de aliexpress, pero se centra demasiado en el trabajo, el trabajo, el trabajo, … y aunque evidentemente es algo que no puede faltar en la vida no debe ser el elemento central. La familia, amigos y tú mismo debe ser el centro de tu vida. O sí o sí.

      Gracias por los ánimos Marcos, y espero que lo estés pasando bien por México, a golpe de viernes por la mañana con la noche cerrada me das una envidia brutal.

      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *