Este blog es una mierda

pablo

Llevo dos meses sin publicar nada y otros dos meses publicando historias escritas tiempo atrás. Realmente se puede decir que desde Septiembre del año pasado no he publicado nada nuevo en este blog.

Ese mes publiqué el post más corto de este blog en el que daba respuesta a una pregunta que me taladró la cabeza durante meses cuando era adolescente ¿Cuál es el sentido de la vida? Y también el post en el que me planteaba los objetivos para el nuevo curso entrante.

Hoy, no puedo dejar de pensar en los objetivos que planteaba en aquel post y de hecho son parte esencial de mi vida. Sin embargo, el objetivo que más me ayudaría a cambiar, a dar un salto cualitativo en la vida todavía no lo he tocado.

Hoy, a primera hora de la mañana entré en feedly y comencé a ojear noticias para publicar en las redes sociales de la empresa en la que trabajo. Ahora, entre otras cosas, llevo la comunicación en redes. En un momento determinado abrí un artículo en Medium que hablaba sobre las mejores historias, sobre que las mejores historias son aquellas que tratan los peores momentos.

Lo dejé abierto en el buscador. Acabé de llenar el feed de buffer y me puse con la siguiente tarea: dar contenidos a la recién estrenada web de la empresa. Dentro de la web abrí una categoría de Realidad Virtual así que se me ocurrió rastrear lo que hacía Nico Alcalá, creador de la experiencia transmedia El Cosmonauta, y que lleva tiempo centrado en la VR. Entré en su Facebook y me encontré otro artículo de Medium: hay algo extraordinario pasando en el mundo. En el que trata sobre los grandes cambios que está habiendo en el mundo en la actualidad, de los cambios en el modelo productivo a los cambios en la dieta y por supuesto el resurgir de la espiritualidad.

Antes de salir del Facebook de Nico me encontré otro vídeo muy chulo: Soy Naturaleza.

Si lo veis os daréis cuenta de lo que cuento ahora. Y es que siento que no sólo soy normal por ir vestido, tener una familia y un trabajo, mis horarios, mis compromisos, … en lugar de andar en pelotas en una isla desierta, cazar y pescar cuando tenga hambre y dedicarme a jugar y hacer lo que me apetezca todo el día. Esto seguramente no sea normal, pero lo que sí es evidente es que es natural. Pues no sólo soy normal por eso, sino que me abro un blog y no escribo sobre lo que me apetece sino sobre lo que creo que puede interesar a los demás. Sé que muchos diréis que es lo que tengo que hacer, pero no. No es así. Sería así si fuera mi medio de vida, pero no lo es. Es un puto divertimento. Y mi tiempo libre lo tengo que dedicar, lo debo dedicar, a profundizar en aquellas cosas que me apetece, no en aquellas cosas que me pueden ayudar en un futuro en mi trabajo. No, por favor.

¿Sabéis qué? Que estoy hasta los huevos de ser normal. Estoy cansado de no hacer lo que me apetezca. De momento no me iré a vivir en pelotas a una isla desierta, de momento. Lo que voy a hacer es dejar de ser normal en este blog, y dejar de ser normal en mi tiempo libre. Los hábitos se van cambiando a base de pequeños pasitos y esos son mis dos primeros pasitos.

En los meses que transcurrieron desde que le robé el título de mi post a Daft Punk (hemos llegado demasiado lejos para renunciar a lo que somos) hasta hoy conseguí avanzar un montón en los principales objetivos que marqué en ese post:

Estoy pasando más tiempo con Xi, tengo escrito el guión de “O noso héroe” que es un libro para niños, aunque tengo que darle una vuelta importante. Las salidas nocturnas van por temporadas, soy un ave nocturna, en Navidades fue un poco desfase, después de navidades sólo salí un par de días; en Febrero y Marzo no quiero salir. Quiero estar 100% time living the day. Estoy comiendo bien y ya adelgacé unos 10 kilos. Además estoy haciendo deporte a saco y disfrutándolo: baloncesto, fútbol y ejercicio en casa. En realidad cumplir estos objetivos me llevaron por un camino que ya seguí en el pasado y al que quería volver, pero no di el paso de comenzar un camino nuevo. El camino de la meditación, para este semestre que queda de curso el objetivo es mantener lo conseguido y empezar a andar ese camino. El camino de la espiritualidad, de estar en paz contigo mismo. Empecé a leer El poder del ahora y otro libro de meditación para niños, pero lo cierto es que tengo ambas lecturas muy paradas.

Y por supuesto, de ahora en adelante me voy a consagrar a disfrutar con lo que quiera disfrutar en mi tiempo libre: escribir, leer, contar historias, hacer excursiones … y hacerlo con Xi y Rosa. Para empezar el fin de semana que se publique este post estaré en la nieve, de ahí saldrá una historia que en breve os contaré.

Os quiero a todos.

email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *